Sunday, January 23, 2005

Las chicas lucero y la confianza tecnológica

Al corregir la memoria final de mis alumnos, tropecé en uno de los trabajos con un fenómeno particular y sorprendente. Al tratar de la relación de la imprenta y la reforma evangélica, el nombre de Lutero se había transformado en Lucero. Cada vez que aparecía el teólogo alemán, se había convertido en un astro.
Mi relación con los ‘luceros’ es escasa y me recuerda a una canción que oía en la infancia donde, por lo visto, los camaradas se iban allí a hacer guardia. También podía tratarse de un apelativo cariñoso de un burrito al estilo de Platero. Nada que ver con un serio clérigo germano.
Cuando encontré otro caso, mis sospechas sherlocholmianas comenzaron a funcionar y, terminé agrupando a las cuatro culpables de tan insólito asunto. Mi primera idea era considerar en una comunicación estrecha entre ellas que les había hecho copiar indiscriminadamente los textos gracias al copy/paste de la informática. Por un momento, las cuatro chicas lucero estaban suspensas.
Sin embargo, los enunciados no coincidían así que tuve que explorar otras hipótesis. Me introduje en el word – que tiene en castellano un corrector lingüístico lleno de fallos – y encontré que se trataba de una más de sus ocurrencias. Eliminaba ‘Lutero’ subrayándolo en rojo y daba como alternativa Lucero.
La confianza tecnológica de las estudiantes les había perdido. Y, por supuesto, no haber releído para corregir el texto de la memoria. Aceleración e inercia, rapidez y exceso de confianza, se unen para entregarnos en manos de las herramientas tecnológicas de la red de comunicaciones, que sólo son útiles si están controladas por el cerebro humano y no por la desidia – también humana, por cierto.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home